POSTOPERATORIO

Postoperatorio Otoplastia

La otoplastia es la operación que trata de adaptar el tamaño y la forma de las orejas para adecuarlas a la proporción del resto del rostro y satisfacer al paciente. No obstante, ello requiere una cirugía estética que, como cualquier otra, conlleva un proceso de postoperatorio.

¿Cómo es el postoperatorio de una otoplastia? ¿Qué cuidados necesito?

El postoperatorio de una otoplastia es un proceso sencillo en comparación con el de otras cirugías. No obstante, es lago incómodo en un primer momento.

Normalmente, la anestesia es local por lo que no requiere hospitalización ni demasiadas complicaciones durante el postoperatorio. En las operaciones de niños sí es más común la anestesia general, aunque tampoco surgen demasiadas complicaciones añadidas.

mejores-medicos-para-otoplastia

Tras la operación, el paciente lleva un vendaje que sujete correctamente ambas orejas durante unos días y las proteja de agentes externos. Después, este vendaje se sustituye por otro más fino al mismo tiempo que se comprueban los puntos o heridas que haya podido ocasionar la cirugía estética. Para evitar posibles incomodidades o dolores, la recuperación se puede desarrollar junto con un tratamiento de analgésicos.

Tras los primeros días o semanas, desaparece el malestar y los moratones y los vendajes se eliminan por completo. Concretamente unos quince días después pueden ser retiradas las suturas. La única excepción son unas bandas elásticas, con forma de cinta del pelo, que se siguen utilizando para dormir o durante algunas semanas para asegurar el mantenimiento de la remodelación.

Lo importante durante este proceso es que los apósitos se mantengan limpios y no se mojen para evitar infecciones. Sin embargo, tras eliminar los puntos de sutura, las orejas han de ser lavadas cada día con agua y jabón neutro, secando la zona con aire frío. Además, los médicos suelen recomendar alguna crema o vaselina al paciente para las cicatrices.

¿Cuánto dura el postoperatorio de una otoplastia?

El proceso de postoperación y recuperación completa puede darse al mes según el tipo de intervención realizada. También es posible que se alargue hasta los seis meses en operaciones algo más complejas.

De hecho, en algunas clínicas deciden realizar el seguimiento de todo el año siguiente a la intervención para descartar cualquier tipo de problema que no haya aparecido antes. Además, con este tiempo ya es más fiable afirmar que la intervención ha tenido un resultado permanente en el paciente.

Pese a todo lo anterior es cierto que el mismo día de la intervención ya se puede aproximar el resultado y la forma de cada oreja aunque todavía esté algo inflamada.

Lo más positivo de todo este proceso para los pacientes es que tanto niños como adultos pueden volver a su rutina diaria sin mayor complicación en unos 4-5 días. Es posible realizar las actividades normales del día a día, aunque sí es cierto que se deben evitar las actividades de mayor implicación física o que puedan poner en riesgo la correcta posición de las orejas.

mejores-cirujanos-otoplastia

Después de un mes ya se considera tiempo suficiente para empezar con actividades físicas de nivel medio. Los niños son los que deben ser más conscientes de la prohibición de realizar tareas muy activas.

Recomendaciones y consejos para el postoperatorio de una otoplastia

Algunos pacientes se asustan un poco cuando algunos días más tarde de la operación todavía sienten un dolor en la zona de las orejas.

Por lo general, si este dolor no pasa de leve a grave en poco tiempo no es un problema importante. Tampoco tiene por qué serlo la sensación leve de disminución de la sensibilidad y el hormigueo en la oreja. No obstante, siempre es recomendable acudir al médico o cirujano encargado para que conozca todos los progresos o dolencias del paciente.

Por otra parte, es interesante también tener en cuenta que, además de utilizar las cintas para dormir, debe tenerse la cabeza ligeramente elevada y evitar posiciones laterales para que la sangre no se coagule en la zona de las cicatrices.

El sol también es un agente externo que puede influir negativamente sobre la zona más sensible de las orejas, la cicatriz, y afectar a los resultados.

No obstante, todos los consejos concretos para cada caso debe darlos el médico especialista con el que se lleve a cabo este proceso. Él sabrá más que nadie que medidas han de tenerse en cuenta, aunque por lo normal no hay muchas más indicaciones que las que aquí hemos propuesto.

A partir de la elección de la clínica ya es posible contactar con profesionales específicos que nos resuelvan otras dudas añadidas.

Recomendaciones y consejos para el postoperatorio de una otoplastia

Otras secciones que te pueden interesar: