PRECIO

Precio Otoplastia

Muchos interesados en realizarse una otoplastia, deciden no llegar a consultar con una clínica porque suponen que el precio de dicha operación será alto, dado que incluye una incisión, cirugía y un proceso postoperatorio. No obstante, el precio varía de muchas formas diferentes y siempre es interesante preocuparse por conocer si realmente entre en nuestro presupuesto o no.

¿Cuánto cuesta una otoplastia?

Realmente es difícil calcular un presupuesto medio de dicha intervención y lo más adecuado es preguntar en varias clínicas o centros de medicina plástica. Sólo así tendremos una idea concreta de lo que nos costaría la operación de orejas para un caso concreto.

Cada persona necesita unas técnicas de otoplastia diferentes y por ello es difícil concretar un presupuesto general para todos los pacientes. Influyen muchos factores en el precio que habrán de tenerse en cuenta.

otoplastia-economica

Pese a todo, no se trata de una cirugía especialmente cara, incluso cuando hablamos de intervenciones con hospitalización y en clínicas referentes del sector. Podemos establecer una media entre los 1500 y los 3000 euros que puede elevarse un poco en el caso de las clínicas que contraten, aparte, los servicios de quirófano y anestesista. No obstante, varía bastante entre clínicas.

¿Qué factores determinan el precio de una otoplastia?

Como se ha mencionado, existen una serie de factores que determinan el precio de una operación de orejas.

Pese a lo que se pueda pensar, los costes de los materiales empleados en la cirugía de otoplastia no son excesivamente caros dado que no es necesario utilizar material protésico. No obstante, hay otras cuestiones que sí determinan el coste final de la intervención.

Principalmente, el coste viene determinado por el tipo de intervención y si se trata de una o de las dos orejas. Por ejemplo, si es necesario cortar una parte del cartílago y modificar lo sobrante, es posible que el tiempo de la operación sea mayor. Con ello, será necesario utilizar el quirófano más horas de lo común, añadir herramientas para la intervención o pagar el tiempo dedicado por el cirujano. Por otra parte, si la intervención se soluciona con unas pequeñas suturas, el precio de la otoplastia será considerablemente menor.

Relacionado con lo anterior, es importante destacar que las curas en los casos más sencillos también serán más económicas que las de las intervenciones complejas. Por ello, hay que consultar si en el precio de la intervención está considerado o no el postoperatorio. También si los posibles retoques posteriores se han considerado en el presupuesto o no.

mejor-precio-otoplastia

Además de los puntos anteriormente comentados, cada clínica se reserva el derecho a ofrecer más o menos servicios a los pacientes. Esto quiere decir que pueden elevar el precio de la operación si cuentan con una plantilla de profesionales extensa, cirujanos altamente reconocidos en el sector o atención 24 horas.

También hay que contar que las mejores instalaciones, incluyendo las habitaciones para hospitalización, también se pagan más caro, por lo que los costes fijos de las instalaciones utilizadas pueden variar en cada centro.

Los precios varían en función de ello e intentar ahorrar en exceso puede conllevar resultados negativos para el interesado. Lo mejor es confiar en los centros de referencia en intervenciones de estética facial.

¿La Seguridad Social cubre los gastos de una otoplastia?

En la mayoría de los casos, la respuesta es que la Seguridad Social no cubre los gastos de una otoplastia. No obstante, es posible que conozcas casos en los que sí se da esta circunstancia.

La diferencia es que en los casos avalados por la Seguridad Social no existe una razón meramente estética, sino que es el origen de un conflicto psicológico grave para el paciente. Puede ocasionarle un complejo tan persistente que se convierta en signo de una depresión o un estado de poco amor propio o autoestima.

Por tanto, es necesario demostrar que existen problemas que impiden desarrollar la vida cotidiana del paciente para que sea cubierta por el organismo público. Además, ello conlleva un tratamiento previo con otro tipo de fármacos y años de terapia con psicólogos.

Así, la solución más rápida y corriente es la intervención a través de una clínica privada, se tenga o no un seguro médico que cubra ciertos costes.

Al final, el precio de la otoplastia vale la pena en función de la gran satisfacción que ofrece al paciente. Es un cambio en la vida del implicado que mejora su seguridad y confianza propia hasta eliminar sus complejos e inseguridades.

Otras secciones que te pueden interesar: